sabato 22 agosto 2015

CHEF PATAGÓNICO

Pasaron diez años y lo que fuera una iniciativa dudosa como otras, se tornó consistente. Tuvo un éxito gastronómico contagioso que atrajo a cocineros de otras tierras. Hoy podemos decir que es un clásico que identifica a Villa Pehuenia. El Festival del Chef patagónico es un logro importantísimo y más aún; si lo proyectamos al ámbito nacional. En Villa Pehuenia no existen las ofertas y demandas comerciales de las zonas consideradas de gran importancia, ni la p...oblación que garantiza un consumo numeroso para la calificada alta cocina o gourmet. En Villa Pehuenia las soledades acarician cada noche ese fantástico valle enclavado en la pre cordillera, donde comienzan las lloviznas, las bajas temperaturas filtrando los marrones y verdes de la vegetación de montaña; mientras el invierno prepara sus intensas nevadas. Villa Pehuenia ha logrado convertirse en una oferta atractiva del turismo, que tiene motivo para visitarla en cualquier época del año. Y en este tiempo en particular, volverá a recibir numerosos turistas que ya conocen o conocerán, las bondades del festival de la gastronomía patagónica. El que provoca orgullo por el triunfo del Estado y los empresarios que junto a los trabajadores del sector, renuevan los momentos de una Villa espectacular que crece en torno a la ilusión, del inicio del decenio. Es una nueva oportunidad para regodearse con aromas y sabores acompañados con exquisitos vinos neuquinos. Carnes atípicas y vegetales hermanados con el piñón alimentando el espíritu y el cuerpo, conjugando la bendición de la cocina superadora de prejuicios y competencias tradicionales. Con los sabores intensos y ahumados, que deleitan y enseñan que hay mucho más allá de la cocina cotidiana, nacida de los inmigrantes europeos que llegaron buscando la libertad. La que ofrece Villa Pehuenia con su brisa, cantos de pinares y escenas naturales del Neuquén, que te está esperando.
 
José Manuel Prado.

Nessun commento:

Posta un commento