mercoledì 26 agosto 2015

ENJAMBRE SÍSMICO EN CHILE Y LA PREOCUPACIÓN DE LOS SISMÓLOGOS

Según Sergio Barrientos, director del Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, la zona “está a la espera” de un temblor de importancia. “Se van a cumplir cien años del terremoto de 1922, entonces es probable que ahora ocurra un terremoto grande”, dijo a medios locales.
La seguidilla de temblores, uno de ellos de 6 grados Richter, que sacudieron desde la noche del domingo pasado la Región de Coquimbo,... han continuado en las últimas horas, aunque con menor frecuencia y los expertos no descartan un terremoto de mayor magnitud.
Los sismos, que afectaron también las vecinas regiones de Atacama y
Valparaíso suman una decena desde la noche del domingo y hasta ahora no han ocasionado víctimas ni daños de consideración, pero sí han preocupado a la población y a los expertos.
Según el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), tampoco han reunido las condiciones necesarias para generar tsunamis en las costas de Chile.
La más reciente sacudida telúrica ocurrió a las 3:16 horas de este martes, con una magnitud de 4,5 grados y su epicentro a 13 kilómetros al noroeste de La Serena, informó el Centro Sismológico Nacional, de la Universidad de Chile.
El hipocentro se situó a 63,2 kilómetros de profundidad, según el organismo, aunque el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), lo determinó a 55 kilómetros bajo la superficie.
Antes, a las 20:56 horas del lunes ocurrió en la misma área otro temblor, de 3,7 grados Richter.
A MÁS DE 70 AÑOS DEL ÚLTIMO TERREMOTO EN LA ZONA
Según Sergio Barrientos, director del Centro Sismológico Nacional, la zona “está a la espera” de un sismo de importancia, pues los últimos ocurrieron hace mucho tiempo, uno de 8,5 grados en noviembre de 1922 y otro de 8,2 grados en abril de 1943. con sus epicentros cerca de las localidades de Vallenar o Ovalle.
“Se van a cumplir cien años del terremoto de 1922, entonces es probable que ahora ocurra un terremoto grande”, dijo a medios locales.
A juicio del experto, estos lugares son conocidos como “lagunas sísmicas”, áreas donde han ocurrido terremotos en el pasado y en los que se acumula energía “que en algún momento se tiene que liberar”.
“Historia sísmica existe ahí, así es que debería haber un terremoto, pero es muy difícil anticipar cuándo será. No veo razón para que esa zona no tenga un terremoto grado ocho”, precisó Barrientos, para quien la zona expuesta abarca la zona costera desde Taltal hasta Pichilemu.
 
NdR

Nessun commento:

Posta un commento