domenica 30 agosto 2015

EXTEMPORÁNEOS

Piden transparencia y eficacia pero no hacen nada para lograrlo. Transparencia es un término que impusiera para el uso intensivo, nada menos que Domingo Cavallo en sus mejores épocas, cuando infringiera uno de los mayores daños a la economía de la mayoría de los argentinos. Quedó como de costumbre exceptuada la clase más poderosa económicamente hablando, licuándose las deudas privadas que pasaron al Estado, de la mano de otros grandes negociados compartidos con... grupos selectos, antes de la reiterada degradación de la moneda argentina. Eficacia es otro de los términos acuñados por los que acostumbran a esos discursos floridos sin contenido concreto, pero que suenan atractivos denunciando hechos nunca comprobados y culpas atribuidas, al sólo efecto de generar la discordia en la opinión pública, que va y viene según la fuerza del sistema en cadena que no es nada aceptable en nuestro país. Dos términos que son los soportes de la exigencia para implementar un nuevo sistema de voto electrónico. El que estos diputados nacionales reclaman, en lugar de presentar e impulsar un Proyecto de Ley convincente con el apoyo que dicen tener para modificar el sistema electoral. Además le dejan servido al Gobierno Nacional, para que responda que no es posible hacerlo a 50 días de la elección más importante del calendario nacional. Son demandantes de oportunidad con un sensacionalismo de grupo de inexpertos. Son grandes en edad y con trayectoria pero no pueden conjugar la madurez con la experiencia y obrar en consecuencia. Agregan la muletilla del “fraude” sin demostrar, olvidándose que ellos también lo reclamaron cuando perdieron en elecciones con el mismo sistema electrónico que los desvela, tal el caso de Santa Fe y Salta por ejemplo. Evidencia y cabe que le recuerden que hablan de fraude cuando pierden y nunca cuando ganan. Sugerencia: esperar las elecciones, el nuevo gobierno y trabajar en serio por el cometido.
 
José Manuel Prado

Nessun commento:

Posta un commento