sabato 22 agosto 2015

YUGO DOLARIZADO

La desigualdad social es generadora de conflictos, a instancias del consumismo impulsado por el capitalismo organizado en pos del dinero del bolsillo popular. El consumo no es malo como motor del desarrollo de la producción generadora de la oferta de trabajo. Simple proceso para la riqueza en sus distintos estratos. Lo malo es la esclavitud económica pergeñada desde la deuda externa que termina ahogando la economía de un país. Así lo sufrió en extremo Suramér...ica hasta los años ochenta, y actualmente Europa y en parte los Estados Unidos de Norteamérica, por consumir su propia medicina, claramente obsoleta y desaconsejable para la salud financiera. Claro que para cerrar ese círculo vicioso transformándolo en virtuoso, hay que terminar con el yugo del dólar moneda. Ese valor internacional de mercado que también condiciona las economías de los países obviamente dependientes. Tal nos ocurre a los argentinos con esta falta de divisas para sanear compromisos devenidos de la maldita deuda externa, que merced al esfuerzo interno pudimos reducir. Pero como hay que pagar como lo estamos haciendo con el billete dólar, se complejiza esa acción por la fuga ilegal de divisas no declaradas. Por eso bienvenida sea la política de acuerdos para comercializar pagando con la moneda nacional, en pos de ampliar el horizonte de esa libertad tantas veces declamada y no siempre lograda, salvo en esta etapa en que Suramérica tiende a abrir sus fronteras económicas con China y Rusia; en condiciones convenientes tal lo prometido. Poderosos en franca expansión, ofreciendo consumir nuestros productos, generando el desarrollo de las capacidades productivas. Comentario para su análisis antes de renovar autoridades nacionales. No se indica un candidato pero sí escuchar las propuestas para elegirlo.
 
José Manuel Prado.
 

Nessun commento:

Posta un commento