martedì 1 settembre 2015

NO A LA GUERRA -

Parece una verdadera trama de terror y auto flagelo llevado al escenario nada cinematográfico, sino a la realidad política del imperio. ¿Cuál puede ser el calificativo si no es el de imperialismo, para un poderoso país que sigue dominando el mercado tras reimponer su moneda, como el patrón de pago internacional? Claro que no es sólo una cuestión monetaria sino lo que se busca y logra, a través de dicho recurso para la dominación. Está vigente el modelo globa...lizado de un mercado económico deshumanizado y por ello, los principales gestores salen a la arena mundial, a ejercer una vez más su rol hegemónico, dicho esta vez acertadamente. Los EEUU imponen su peso monetario por ser el emisor de una moneda única históricamente destinada a consolidar la directriz mundial, para su beneficio económico. Emisión monetaria obviamente exclusiva, como recurso para la poderosa influencia sobre gobiernos dependientes del FMI, obligado y principal asociado. Los que acompañan en Europa con la enorme escena contradictoria en la que sufren más o menos, por la debilidad de sus gobiernos y los beneficios de ciertos gobernantes; todas las sociedades también históricas y esclavas, por la economía dirigida en el Continente también divido entre el Norte y el Sur. A esto agrego la decisión política del partido japonés Liberal Demócrata de Abeque, y aliados para la mayoría propia, de modificar la reforma constitucional que prohíbe ingresar a la guerra al Japón, tras los desastres sociales y políticos sufridos en al segunda guerra mundial. Esto demuestra una vez más la meta belicista de la gran influencia económica respaldada por el crédito eterno del FMI; de los efectos imperialistas para la dominación económica mundial. De allí también los nocivos efectos sociales provocados paradójicamente, por la crisis impuesta por el generador de la dominación que ahora, empuja al Japón para que vuelva al estado beligerante que lo destruyó hacen 70 años.
 
 José Manuel Prado.

Nessun commento:

Posta un commento