giovedì 23 giugno 2016

Siria: más de 4500 muertos por las bombas de la coalición internacional


De esos fallecidos, al menos 466 eran civiles, entre los que hay 127 menores, que perdieron la vida por esos ataques
Al menos 5.415 personas han muerto en Siria por los bombardeos de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, iniciados el 23 de septiembre de 2014, según el recuento difundido hoy por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. De esos fallecidos, al menos 466 eran civiles, entre los que hay 127 menores, que perdieron la vida por esos ataques en distintas provincias de Siria. 

La mayor masacre de civiles cometida por los aviones de la coalición se produjo entre el 30 de abril y el 1 de mayo de 2015 en el pueblo de Bir Mahali, al sur del enclave kurdosirio de Kobani, donde al menos 64 vecinos de la localidad perecieron. Por su parte, el EI sufrió 4.793 bajas, la mayoría de combatientes extranjeros y entre las que figuran algunos de sus dirigentes como su jefe militar, Abu Omar al Shishani, muerto en un bombardeo en marzo pasado. Los aviones de la alianza no solo han tenido como objetivo bases del EI sino también al Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, que ha perdido a 136 de sus milicianos por bombardeos contra sus cuarteles en el oeste de la provincia de Alepo y en el norte de Idleb. Además, diez integrantes del grupo radical Ejército de la Suna murieron de manera similar en un ataque contra su base en la población de Atme, en Idleb. A estas víctimas se suman un combatiente de una brigada islámica fallecido por un bombardeo contra la prisión del EI donde estaba retenido en Maadan, en la provincia de Al Raqa, y un guardia del yacimiento de petróleo de Al Omar, bajo el control de los yihadistas y en la provincia de Deir al Zur, que pereció en otro ataque. También murió en un bombardeo de la coalición un informador de una agencia de noticias vinculada a los extremistas en Tel Batal, en el norte de Alepo; así como un dirigente del EI, su esposa y sus cuatro hijos en un ataque en Dabiq, también en el norte de Alepo. Otro fallecido por los bombardeos de la alianza es un hombre que estaba retenido por los radicales y que perdió la vida en un ataque contra un cuartel de los extremistas en Al Mayadín, en Deir al Zur.
El próximo 29 de junio se cumplen dos años de la proclamación de un califato por parte del EI en Siria e Irak, donde controla zonas del norte y el centro de ambos países.
Santiago Rojo

Nessun commento:

Posta un commento