sabato 24 giugno 2017

La psoriasis también puede afectar tu sonrisa

En las personas que la padecen, el sistema inmunitario ataca por error el tejido corporal sano

Hace un año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a la psoriasis como una enfermedad crónica grave. Esta es una condición de la piel que puede aparecer en una variedad de formas, pero con mayor frecuencia se manifiesta con grandes parches escamosos en la piel. La psoriasis no es contagiosa, ni tampoco las lesiones que causa. En las personas que la padecen, el sistema inmunitario ataca por error el tejido corporal sano. Las células cutáneas suelen crecer en lo profundo de la piel hasta
que llegan a la superficie aproximadamente una vez al mes. La psoriasis acelera éste proceso y las células cutáneas muertas se acumulan en la superficie de la piel produciendo placas de piel enrojecidas, irritadas y descamadas. Aunque muchos asocian la psoriasis solamente a molestias en la piel, muchos especialistas discuten si esta enfermedad podría afectar también la salud de la boca. Un extenso estudio realizado por la Universidad Autónoma del Estado de México a 200 pacientes afectados por psoriasis fue uno de los que indicó esa asociación. Todos los pacientes del estudio presentaron lesiones cutáneas, y 88 tenían también lesiones bucales, de los cuales solo un 2,5% (5 pacientes) presentaron  lesiones propias de la enfermedad en la mucosa bucal. Si bien la psoriasis es un enfermedad que a día de hoy no está claro que tenga una incidencia directa en nuestra salud bucal, sí está relacionada con otras enfermedades, como reumáticas, renales, cardiovasculares, y que también produce alteraciones en el hueso, las articulaciones, los niveles de calcio o inflamación y que a largo plazo pueden afectar a nuestra salud bucal.
Consejos para una sonrisa impecable
Y a continuación, ocho consejos para evitar las caries en los pequeños y garantizar una salud bucal impecable:
1. Dejar que el niño vaya participando en la higiene bucal según su edad, y animarlos a lavarse los dientes. Como mínimo, por la noche debe haber control por parte de los padres y repaso con el cepillo, aunque al principio es conveniente hacer una supervisión en cada lavado.
2. Cuándo el dentista considera el momento ideal, es indicado usar un colutorio infantil natural o con bajo contenido en flúor. No utilizar colutorio ni pasta dental de adultos, pues contiene una cantidad de flúor excesiva para los pequeños.
3. Es aconsejable utilizar el hilo dental por las noches, sobre todo entre los molares puesto que es la zona más propensa a la aparición de caries en los niños y el cepillo no llega a limpiar esta zona de forma adecuada.
4. Evitar que el niño coma después de cepillarse los dientes. Cualquier alimento o bebida azucarada que ingieran tras lavarse los dientes echarán a perder la tarea. Solo beber agua está liberado.


MARTIN VARELA

Nessun commento:

Posta un commento