venerdì 30 giugno 2017

Lula, uno de los más golpeados por las delaciones, dice que Odebrecht declara bajo presión por estar condenado

En la primera reacción contra la ola de investigaciones ordenadas por el Supremo Tribunal Federal en base a los 77 delatores de la empresa Odebrecht, Lula dijo que "las delaciones necesitan ser probadas".

El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, uno de los políticos más citados por los delatores de la empresa constructora Odebrecht, clamó su inocencia, dijo que las acusaciones en su contra son "inverosímiles" y afirmó que el país "no puede seguir subordinado a una dictadura de un pequeño grupo del Poder Judicial". Además, destacó el hecho de que todo el arco político está bajo investigación por su vinculación a Odebrecht, al afirmar que "la máscara está cayendo" y tener la convicción de que no
será detenido en la Operación Lava Jato.En la primera reacción contra la ola de investigaciones ordenadas por el Supremo Tribunal Federal en base a los 77 delatores de la empresa Odebrecht, Lula dijo que "las delaciones necesitan ser probadas". Marcelo Odebrecht, heredero de la constructora y condenado a 19 años de prisión, dijo que negociaba la entrega de dinero ilegal para el fondo de campaña del Partido de los Trabajadores con los ex ministros de Economía de Lula, Guido Mantega y Antonio Palocci, este último preso bajo la orden del juez Sergio Moro, de primera instancia. En ese marco, Odebrecht dijo que la empresa reservó de su cuenta de sobornos unos 12 millones de dólares para las actividades de Lula una vez que saliera de la presidenta, algo que ocurrió en 2010 con la elección de Dilma Rousseff. Entre otras acusaciones de ejecutivos, figuran el pago mensual de unos 900 dólares a un hermano de Lula, la refacción de una quinta propiedad de un amigo a pedido de la ex primera dama, Marisa Leticia Rocco y la contratación de un sobrino político como consultor en Angola. "La delación necesita ser probada. Dicen que había plata reservada para mí, una cosa sin sentido. Entiendo que Marcelo Odebrecht, que está detenido comiendo el pan que el diablo amasó, esté buscando salir de la cárcel. Son inverosímiles las acusaciones. Voy a analizar todas las acusaciones. El día que prueben que cometí un error moral, paro de hacer política", dijo a Radio Metropolitana, de Salvador. Lula dijo que la TV Globo hace tres años que viene atacándolo en torno de estas acusaciones y que la justicia no ha podido probar nada porque "son mentiras". Lula, quien acusa al juez Sergio Moro de persecución ante la ONU, ante quien declarará el 3 de mayo en el juzgado de Curitiba, acusó al equipo de Lava Jato de ser "algo parecido a una dictadura". "No podemos estar subordinados a la dictadura de un pequeño grupo del poder judicial, estamos siendo gobernados desde Curitiba, no se puede parar el país por cuenta de una investigación", sostuvo el ex mandatario, procesado en cinco causas vinculadas a la Operación Lava Jato.


MARTIN VARELA

Nessun commento:

Posta un commento