giovedì 15 giugno 2017

Más de 600.000 personas han muerto por desastres climáticos en 20 años

Un nuevo informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres, determinó que un 90% de los grandes desastres naturales en los últimos 20 años fueron causados por el clima. Entre inundaciones y sequías, tormentas y olas de calor, un total de 6.457 eventos cobraron las vidas de 606.000 personas e impactaron a otros 4,1 billones, quienes terminaron heridos, sin hogar o damnificados luego de las catástrofes. Los eventos también provocaron un gasto estimado de 1,89 trillones de dólares. Las catástrofes fueron tomadas de la Base de Datos de Desastres Internacionales, también conocida como EM-DAT. Los eventos en EM-DAT se clasifican en varios grandes grupos. Los más grandes son los desastres tecnológicos y naturales. Los naturales engloban los relacionados con el clima, como inundaciones, tormentas, etc; los de origen biológico, como brotes de enfermedades; eventos geológicos, como erupciones volcánicas, tsunamis y terremotos y también eventos extraterrestres, que se refieren a impactos de meteoritos, no a ataques alienígenas. Los eventos tecnológicos son colapsos de edificios, fallas estructurales o accidentes de transporte. Para que estos desastres sean registrados en la base de datos -que se extienden hacia atrás hasta el 1900-, deben cumplir con, al menos, uno de cuatro criterios.
Cada uno debe haber causado la muerte de al menos 10 personas, haber afectado a más de 100, haber sido motivo de estado de emergencia en sus países, o haber gatillado un llamado de ayuda internacional. Los ataques intencionados, aunque desastrosos, no están contemplados en la base de datos. Por ejemplo, en la categoría de los desastres tecnológicos que ocurrieron en los Estados Unidos en 2001, el choque del vuelo 587 de American Airlines fue incluido, pero no así el ataque del 11 de septiembre. En naciones azotadas por la guerra, como Siria, se registra sólo una tormenta y tres eventos tecnológicos entre 2001 y 2005, con un total de 91 muertes, mientras publicaciones como The New York Times sitúan las víctimas fatales en Siria con una cifra de 200.000 muertes por causa de la violencia, desde que empezó la guerra en 2010. Con esa clara advertencia, el número de muertes por desastres climáticos es preocupante. Diferentes lugares del mundo están siendo azotados por diferentes clases de problemas relacionados con el clima. El más común es la inundación, que alcanza casi la mitad del total de eventos registrados. Pero aunque las inundaciones son devastadoras, no son tan fatales como las tormentas, que fueron responsables de las muertes de 242.000 personas, principalmente en países pobres. Se atribuye 138.000 de esas muertes a los ciclones que golpearon Myanmar el año 2008. Por otro lado, las olas de calor afectaron principalmente a países ricos, matando a 148.000 personas en 20 años, mayormente en Europa, un continente que no está acostumbrado al calor extremo. Los expertos están preocupados de que sucesos como estos sigan incrementándose a medida que el cambio climático continúa. Las altas temperaturas provocadas por el calentamiento global pueden cambiar el comportamiento del clima y elevar los niveles del mar, poniendo en riesgo a una proporción aun mayor de la población.

Pedro Limas

Nessun commento:

Posta un commento