mercoledì 14 giugno 2017

Sardegna

Esta isla se encuentra en el centro del mar Mediterráneo occidental, entre Córcega al norte de la que la separa el estrecho de Bonifacio, la península italiana al este, Túnez al sur, y las islas Baleares al oeste. Ocupa una superficie de 24 090 km². La isla tiene una geoformación antigua y, a diferencia de Sicilia y la Italia continental, no tiene riesgo sísmico. Sus rocas datan del Paleozoico (hasta 500 millones de años de antigüedad). Las tierras altas de la isla están formadas de granito, esquisto, traquita, basalto (llamados jarras o gollei), arenisca y caliza dolomítica (llamados tonneri), con una altitud media entre 300 y 1000 metros. Más del 80% del territorio está formado por montañas o colinas; el 67,9% son colinas y altiplanos rocosos, algunos de los cuales, muy característicos, son llamados giare o gollei. Las montañas son el 13,6% y están formadas de rocas antiquísimas niveladas por un lento y continuo proceso de erosión. La cima más elevada de estas montañas es Punta La Mármora (1834  msnm), en el macizo de los Gennargentu, que están en la parte oriental de la isla. Al norte y noreste se encuentran el monte Limbara(1362 m), Lerno (1093 m), Rasu (1269 m) y Albo (1057 m), macizo calizo cuya máxima altura está formada por dos cimas: punta Catirina y punta Turuddò, las dos de 1127 m. Al oeste, en la comarca de Montiferru, existe un macizo de origen volcánico con el mismo nombre cuya máxima elevación es el monte Urtigu (1050 m).

JUAN MANUEL KARG


Nessun commento:

Posta un commento