lunedì 3 luglio 2017

A 40 años de la primera fecundación "in vitro", investigan cómo crear úteros artificiales

El especialista Jan Tesarik, responsable del nacimiento del primer bebé por fecundación in vitro, hace 40 años, trabaja en una clínica española en la que se investiga crear una incubadora o útero artificial donde hacer crecer el embrión.

A 40 años de la primera fecundación 'in vitro' en el mundo, uno de los ejes de quienes trabajan en técnicas de reproducción asistida es la investigación para crear una incubadora o útero artificial donde hacer crecer el embrión, afirmó el investigador y ginecólogo Jan Tesarik, reconocido especialista de origen checo y nacionalizado francés que dirige la clínica Margen en la ciudad española de Granada. "Aún no hay nada claro, pero hay varios grupos de investigación trabajando en ello y parte de la tecnología ya existe", dijo a la agencia Efe
Tesarik, quién añadió que "en diez años tendremos la posibilidad de crear y hacer crecer un embrión fuera del cuerpo de la mujer, en una especie de incubadora o de útero artificial". El especialista, responsable del nacimiento del primer bebé por fecundación in vitro clásica en La Republica Checa en 1982, recordó que "la ciencia ha logrado 'criar' embriones humanos durante 12-13 días en el laboratorio, fuera del útero". Se trató de un trabajo de científicos de la Universidad Rockefeller de Nueva York, que a los 14 días tuvieron que detener el experimento por cuestiones éticas, y que fue publicado en la revista Nature en 2016 marcando un nuevo récord, que hasta ese momento era de nueve días. Además de la norma internacional que impide investigar con embriones humanos de más de 14 días, la clave para proseguir con su desarrollo estaría en conocer exactamente los nutrientes y hormonas necesarias para su crecimiento y una 'receta' para que llegaran al embrión, que necesitaría una estructura 3D. Tesarik explica que primero se haría en el laboratorio una fecundación 'in vitro' para conseguir los embriones y después habría que construir esa estructura tridimensional para que crezcan. "Habría que encontrar una fórmula para dar a los embriones los nutrientes y las señales hormonales necesarias para su desarrollo", afirmó. Un feto puede sobrevivir fuera de la madre a partir de la semana 22, así que "lo más difícil son las etapas iniciales y primeras semanas". Para Tesarik, la ectogénesis completa (desarrollo extrauterino) será posible "si se consigue el desarrollo del embrión hasta el tercer o cuarto mes con el sistema tridimensional. Después sería mejorar las incubadoras actuales. Combinando una y otra cosa lo veo posible". El especialista trabaja junto a su equipo en la creación de gametos artificiales (óvulos y espermatozoides) y a partir de células madre han conseguido crear embriones con óvulos reconstruidos, pero no se han transferido (están congelados). En cuanto a la técnica conocida como "hijos de tres padres" (embriones con espermatozoide, núcleo del óvulo de la madre y el ADN mitocondrial de una donante), Tesarik señala que ésta tiene un "grandísimo potencial" para mujeres portadoras de enfermedades mitocondriales, y también para parejas con repetidos fracasos de reproducción asistida.


ANDRES ALVAREZ

Nessun commento:

Posta un commento